“Si uno no dejase nunca a nadie, no tendría espacio para lo nuevo.
Sin duda, evolucionar constituye una infidelidad….,
a los demás, al pasado, a las antiguas opiniones de uno mismo.
Tal vez cada día debería contener al menos una infidelidad esencial
o una traición necesaria. Se trataría de un acto optimista, esperanzador,
que garantizaría la fe en el futuro…, una afirmación de que las cosas
pueden ser no sólo diferentes, sino mejores”.
(Kureishi, Intimidad)


“No volvió a llamar y pensé en escribirle un mail que dijese *Perpleja*."

2 comentarios:

Ramonita dijo...

Es cierto. Que linda cita! Para evolucionar hay que traicionar todo el tiempo. Y sobre todo, a uno mismo. Besos.

DUTRi dijo...

Hola que tal, permiso

Estuve viendo tus fotos, me gustaron muchísimo, con belleza me mostraste una mosca de varios colores, un corte de pelo, el momento exacto en que unas burbujas toman el cielo por asalto, recorde ciudad universitaria y barcelona, entre otros tantos sentimientos. Gracias!

En cuanto al post, el otro día estaba hablando de eso con un amigo, las personas están condenadas a crecer y las parejas a sufrir el paso del tiempo, entendiendo que todo esto es el inevitable camino a aquello que buscamos sin saber ni entender como ser felices algún día.

Besos Paula, nos vemos